Dashboard, ¿qué es y para qué sirve?

Cuando estás desarrollando una estrategia necesitas tener claros tus objetivos. Y para eso te hacen falta herramientas prácticas como un dashboard. Si después de leer esta palabra te has quedado en shock porque no sabes de lo que estamos hablando, este post es para ti.

¿Qué es un dashboard?

Este término se suele traducir como tablero o cuadro de mandos, y es una herramienta que se emplea para gestionar información y potenciar la toma de decisiones inteligentes en un proyecto.

Podemos comparar un dashboard al cuadro de mandos de un coche, donde tienes acceso a la información que necesitas para mantener el rumbo y conducir hasta tu destino. Con un dashboard puedes acceder a las métricas de un modo visual, con lo que comprender de forma más sencilla lo que funciona y lo que no en tu proyecto.

Con este tablero de mandos es más fácil identificar tendencias y prever algunos retos a los que te enfrentarás a medio plazo.

Para qué sirve un dashboard

Dicho de un modo breve, el objetivo de un dashboard es marcar hasta dónde debe llegar un valor para que se cumplan los requisitos que se esperan de este. En caso de que no se alcancen, otros factores relacionados pueden mostrar por qué y orientar el proyecto para impulsarlo, modificarlo o suspenderlo y comenzar de cero.

Además, te permite saber cuáles son tus puntos fuertes y en qué necesitas tomar decisiones para eliminar debilidades.

Tipos de dashboard

Existen varios tipos de tableros de mandos, orientados al proyecto o industria para la que se desarrollan. En el mundo del comercio online destacan sobre todo dos:

– Dashboard de KPI

Los KPI se utilizan para determinar el rendimiento de un proyecto en función de una serie de factores. Sobre todo si tienes un ecommerce, necesitas hacer un seguimiento de estos indicadores.

Por ejemplo, un dashboard de KPI te permite ver cuántas ventas son recurrentes, qué productos se venden con más facilidad y qué temporadas son las mejores para determinadas acciones como ofertas o promociones.

Lo mejor de tener un dashboard es que puedes extraer la información en minutos, en lugar de estar haciendo comparativas y análisis durante semanas.

– Dashboard para Social Media

El uso de redes sociales para potenciar un proyecto web no es una opción, sino un requisito. Pero es importante saber cómo funciona cada acción realizada y determinar los movimientos que te dan más resultados.

En Social Media no basta solo con conseguir seguidores, sobre todo si tu objetivo final es aumentar las ventas. Por eso te hará falta un dashboard con el que comprender a tu público, decidir en qué redes te interesa estar y cuáles son las campañas y acciones más rentables. Así podrás optimizar tus recursos e invertir en lo que de verdad genera beneficios, en lugar de ir de un lado a otro intentando compensar lo que pierdes en una red social con lo que ganas en otra.

Si todavía no estás usando esta herramienta para tus proyectos, puedes estar perdiendo dinero y oportunidades. Algo que no te puedes permitir, ¿verdad?