Inicio / Marketing Digital / SEO: Entender lo que se busca y el nuevo cerebro de Google
SEO y la comprensión del lenguaje
SEO y la comprensión del lenguaje

SEO: Entender lo que se busca y el nuevo cerebro de Google

Son semanas de anuncios y lanzamientos importantes para Google. Si el pasado viernes comentábamos la propuesta de la compañía californiana para combatir contra Facebook y Apple por una información rápida y de calidad, esta semana se le suma el anuncio de algo muy distinto a lo anterior.

Con la presentación de RankBrain realizada hace unos pocos días, Google revela su interés en la investigación y desarrollo de una cada vez más compleja Inteligencia Artificial (IA) próxima al usuario y capaz de entender exactamente lo que este quiere buscar para ofrecerle la mejor respuesta.

Comprender el lenguaje, su objetivo prioritario

RankBrain es fruto de la continua búsqueda de la compañía (y nunca mejor dicho) por seguir optimizando un proceso que ya hoy por hoy da resultados bastante precisos. Sin embargo, una de las mayores dificultades y que aún hoy no ha conseguido superar, es la comprensión de las estructuras del lenguaje y las diferentes y complejas relaciones que en él se forman. Es precisamente ahí donde RankBrain tiene su razón de ser.

SEO y la comprensión del lenguaje
SEO y la comprensión del lenguaje

Ahora bien, conviene puntualizar antes que nada que RankBrain no es un programa aparte o una herramienta independiente. Es una parte más del conocido algoritmo Hummingbird que Google lanzó en 2013, que ya trataba (y trata) de entender mejor los significados completos de las palabras.

El lenguaje es una de las herramientas más complejas jamás creadas por el hombre, con siglos y siglos de evolución y de carga sociocultural que acaba generando una serie de relaciones entre palabras y significados y unas construcciones sintácticas que en muchas ocasiones apenas tienen sentido si no se ven con los ojos apropiados.

De este modo, muchas de las preguntas o patrones que se lanzan al conocido buscador apenas tienen sentido para los algoritmos encargados de filtrar y seleccionar la información, más habituados al lenguaje matemático o informático. Los resultados de las búsquedas víctimas de esta pérdida de información  acaban siendo a menudo imprecisos e ineficientes, y es esto lo que Google quiere corregir con RankBrain.

Ante el reto que se le plantea (entender las construcciones metalingüísticas del ser humano), Google tiene clara la solución: Crear lo más parecido a una mente humana. Y como tal, RankBrain no tiene fin, no tiene una evolución lineal. La idea es crear un software que aprenda con cada nueva búsqueda, engrandeciendo su base de datos de forma exponencial, aproximándose así con el paso del tiempo lo más posible a lo que realmente los clientes buscan. En definitiva: recoger y analizar datos para después implementar los conocimientos adquiridos a las nuevas búsquedas.

El camino por delante es largo y arduo. Google ha afirmado en varias ocasiones que de todas las búsquedas que se realizan al día a través de la web (¡más de tres billones!), aproximadamente el 15% son nuevas, es decir, construcciones sintácticas que nunca antes se han realizado. Esto nos da una idea de la magnitud y dificultad de lo que se quiere conseguir.

Aunque es de esperar que en los inicios (este mismo 2015) las diferencias sean mínimas y apenas haya diferencias a la hora de buscar, la posibilidad de “aprender” de la experiencia con que se ha dotado al software hace que el escepticismo tenga que, por el momento, retrasar su aparición: Es solo el comienzo de lo que puede llegar a ser un gran paso.

 

Resumen
Fecha Publicación
Artículo
Google y
Clasificación para el Autor
5

Acerca de Javier Lafuente

Apasionado por las nuevas tecnologías y las posibilidades que ofrecen los medios digitales como canal de comunicación.

Check Also

Velocidad de Carga de Imágenes

5 pasos para optimizar las imágenes de tu versión web móvil

“Una imagen vale más que mil palabras” es un refrán muy recurrido en el mundo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *