Inicio / Marketing Digital / Pigeon Update o el racismo en GoogleMaps.
Google Pigeon

Pigeon Update o el racismo en GoogleMaps.

Pigeon Update o el racismo en GoogleMaps.

“Pigeon Update”, el algoritmo creado por Google a mediados del año pasado, ha sido protagonista en la red estas últimas semanas. Dicha actualización se encarga de relacionar la distinta información disponible en Internet sobre una misma empresa, web o lugar, priorizando lo más repetido o destacado. No solo se tienen en cuenta enlaces, sino cualquier referencia que pueda haber, ya sean menciones, recomendaciones etc. De este modo se ofrece al usuario una mayor cantidad de información en cada búsqueda, al poner a su disposición no sólo la información que la misma empresa ha colgado en Internet, sino también lo que se cuenta de ella en otros sitios web.

El problema es que al interconectar información no contrastada de sitios tan diversos puede colarse en la mezcla contenido que no sea relevante o incluso sea peyorativo.  Es aquí donde ha surgido el problema que ha vuelto a obligar a actuar a los técnicos de Google. “Pigeon Update”  se aplica también al conjunto de aplicaciones y herramientas de Google, entre las que se encuentra “GoogleMaps”, donde se han producido irregularidades (en principio no deliberadas) en algunas búsquedas concretas que han levantado la sorpresa y la indignación de los internautas americanos.

Uno de los casos más relevantes es el de la misma Casa Blanca, que aparecía como resultado recomendado ante la búsqueda “nigga house”, expresión de alto contenido racista que hizo saltar las alarmas en algunos sectores de la sociedad americana. En la misma línea, la Universidad de Howard, tradicionalmente conocida por albergar a un gran número de estudiantes afroamericanos, era mostrada como resultado si se buscaba “nigger university”. Lo que algunos pensaron que podía deberse a algún tipo de ataque informático tiene su origen en la escasa filtración por parte de los sistemas de Google de la ingente cantidad de información que recibía de la red e inmediatamente relacionaba con estos lugares públicos.

El gigante norteamericano se apresuró a aclarar la situación y anunciar la solución: “GoogleBombs”, una herramienta ya utilizada con anterioridad que sirve para filtrar links y enlaces basura,  al analizar si la información que enlaza o menciona  a una página tiene realmente algo que ver con ella. De esta forma se logra desechar aquellas opciones en las que apenas se correspondan información y enlace.

Aparentemente la solución funcionó, pero los problemas, lejos de terminar, se han multiplicado. Hace unos pocos días comenzaron a aparecer quejas sobre el servicio por parte de algunos profesionales en posicionamiento web, que hacían referencia a errores en la determinación de la “situación actual” de Google Maps, mostrando en ocasiones resultados que nada tienen que ver con la posición geográfica de quien realiza la búsqueda.

A falta de una confirmación oficial por parte de Google, quien a día de hoy solamente ha confirmado que se está investigando en ello, parece bastante probable la relación entre los problemas en el ajuste de la localización y el parche de GoogleBombs puesto en marcha la semana pasada.

Este no es más que otro ejemplo de la complejidad del funcionamiento de los motores de búsqueda y la necesidad de su actualización constante. Conscientes de que cualquier error puede tener una enorme magnitud, las empresas realizan un gran esfuerzo diario que se traduce en cambios periódicos de algoritmos y sistemas, en busca de la mejor experiencia posible. Todo esto supone que el empeño en actualizar técnicas y estrategias por parte de los profesionales en SEO ha de ser también necesario y permanente.
logo de SeDigital

Acerca de Javier Lafuente

Apasionado por las nuevas tecnologías y las posibilidades que ofrecen los medios digitales como canal de comunicación.

Check Also

Velocidad de Carga de Imágenes

5 pasos para optimizar las imágenes de tu versión web móvil

“Una imagen vale más que mil palabras” es un refrán muy recurrido en el mundo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *