Saltar al contenido

Experiencia de usuario: 5 consejos para mejorarla

7 enero, 2021
Experiencia de usuario

La experiencia de usuario es uno de los factores clave en el éxito de un proyecto, tanto si se trata de una tienda online como si es otro tipo de web. De hecho, si alguien tiene una mala experiencia, es muy probable que decida no volver. Así que lo mejor es planificarlo todo bien desde el principio.

En este artículo nos vamos a centrar en 5 consejos básicos para empezar a planificar tu página web. Una base sobre la que construir tu marca y mejorar la experiencia de usuario.

1. Investiga

Antes de empezar a desarrollar cualquier idea, es fundamental que investigues tu propia marca. ¿Qué valores y objetivos quieres lograr? Una vez que lo tengas claro, podrás comprender mejor el tipo de usuario que entrará en la web.

Esto es clave porque no puedes conseguir una buena experiencia de usuario si no sabes para quién estás haciendo tu página web. Observa detalles como la procedencia o el dispositivo con el que se conectan.

Una vez que tiene claro quién es tu público objetivo, investiga a tus competidores. Mira lo que les funciona y lo que no, para replicar sus éxitos y aprender de sus fracasos.

2. Apuesta por la sencillez

Cuando el usuario entra y navega por tu página, lo que menos le gusta es tener que dar un montón de vueltas para encontrar lo que busca. Es más, si no tienes una web intuitiva que permita navegar de un lado a otro con sencillez, terminará por abandonarla en segundos y afectará a la percepción que los buscadores tendrán sobre esta.

Presta atención a cómo colocas los elementos en la barra de navegación. Por ejemplo, las categorías más importantes tienen que aparecer primero, y más a la derecha cuanto menos relevancia tengan.

3. Comprende las tendencias actuales

Saber lo que está de moda entre el público objetivo te permite estar en conexión con los usuarios y mejorar su experiencia. Esto requiere un trabajo continuo, tanto de revisión como de adaptación inmediata para perfeccionar todos los elementos que hacen que tu marca destaque.

El público espera que cambies según cambian sus necesidades, expectativas y preferencias. Para eso, necesitas dedicar tiempo o confiar a otros la labor de mejorar la experiencia de usuario de tu web.

4. Planifica y prueba la experiencia de usuario

Antes de poner en marcha tu web, piensa en el recorrido que hará el usuario por ella. ¿Qué orden debe seguir hasta llegar a tu objetivo, como una venta o una suscripción?

Si encuentras algún elemento que no funciona bien o es demasiado complejo, busca alternativas para solucionarlo. Prueba todos los elementos antes de poner en marcha la página para que la experiencia de usuario sea fluida.

Por ejemplo:

  • Los enlaces deben llegar donde piensa el público en función de la descripción, el anchor text o las entidades que muestran.
  • Rellena los formularios para comprobar que se envían de forma correcta.
  • Asegúrate de que las imágenes cargan sin problema.
  • Abre la página desde varios dispositivos diferentes para ver cómo queda en distintos tamaños de pantalla.

5. Presta atención al feedback

Cuando tu web esté en funcionamiento, pide opiniones a los usuarios para asegurarte de que la experiencia es la mejor posible. Puedes hacer una encuesta para saber lo que más les gusta y lo que no, para hacer ajustes si es necesario.

Esta labor no debe hacerse una sola vez, sino revisarlo de forma regular como parte de las tareas de mantenimiento de tu página.

Aprovecha el potencial de la experiencia de usuario

Centrarte en la experiencia de usuario te permitirá atraer al público hacia tu web. Y lo mejor, retenerlos porque se sienten a gusto. Recuerda que cuanto más tiempo pasen en la página, más posibilidades tienes de lograr tu objetivo.