Inicio / Marketing Digital / Estrategias SEO en 2015: Errores y aciertos.
Proceso SEO

Estrategias SEO en 2015: Errores y aciertos.

Estrategias SEO 2105: Errores y aciertos.

Las pautas y normas que rigen Internet cambian constantemente. Lo que ayer era válido hoy no lo es, la novedad de hoy quedará obsoleta mañana. Lo mismo ocurre con el marketing online y sus recursos, unos dejan de ser operativos y dan paso a otros nuevos. Google cambia periódicamente sus normas y es necesario adaptarse para no perder visibilidad.

Dos de los errores más comunes que se observan a la hora de conseguir un buen ranking son el abusivo uso de las palabras clave y la deficiente construcción de links. Las alternativas y otras propuestas de mejora se detallan a continuación:

La repetición de palabras clave.

Siempre se ha creído, no sin razón, que el uso de palabras clave en el contenido de una página web sirve para escalar posiciones en los rankings de los buscadores. Sin embargo, esta práctica se ha vuelto en muchos casos abusiva, llegando a anteponer el uso de estas palabras clave a la propia coherencia del texto. El resultado de todo esto son párrafos repletos de frases inconexas que confunden al lector y potencial cliente.

Además, uno suele empecinarse en usar palabras clave no demasiado específicas, para poder llegar a un espectro de búsqueda mucho mayor. El problema es que con esto se consigue un tráfico web que puede no estar en absoluto interesado en el servicio que ofrecemos y una competencia en la búsqueda mucho mayor.

Las denominadas “long-tail keywords” (palabras clave de descripción larga) son combinaciones de tres o más palabras clave que delimitan mucho más el espectro de búsqueda. Por ejemplo, utilizar “clases de yoga en Madrid” en lugar de “yoga” puede depurar el tráfico y separar a aquellos usuarios que realmente buscan lo que ofrecemos, es decir, aquellos que realmente pueden convertirse en clientes.

Además se consigue crear textos naturales, no forzados, que realmente aporten algo al lector y  no solo se limiten a atraer público a raíz de los motores de búsqueda. ¿Supone esto menos tráfico web? Sí, pero de mayor calidad.

Construir links en sitios web ajenos.

No todo vale. Construir links en páginas ajenas era una buena idea hasta que, de nuevo, se abusó de ella. Publicar artículos en otros blogs o conseguir algún enlace a nuestra página desde otro sitio web puede ser beneficioso si se hace correctamente.

Para conseguir links o referencias de calidad es necesario que las páginas que albergan las publicaciones posean también una buena apariencia de cara a los motores de búsqueda: Que sean páginas que se actualizan constantemente, que publiquen contenido de calidad, que estén relacionadas con  lo que ofrecemos etc.  Google penaliza a aquellas páginas que no se actualizan o que duplican contenido, por lo que, si construimos links en una página así puede llegar a ser, además de inservible, perjudicial.

En relación a esto, también son comunes los errores a la hora de construir el propio link. Se solía pensar que diseñar el llamado “texto ancla” (“anchor text”, la parte visible del link que queremos colocar) utilizando palabras clave era la mejor opción y la que más se reconocería por los motores de búsqueda. Pero esto no sólo no es así, sino que motores como Google pueden llegar a penalizar dichos mecanismos.

No hay que crear un enlace pensando en cómo lo verán los buscadores sino en cómo lo verá el usuario. De este modo volvemos a lo de antes: No es recomendable sacrificar la coherProceso SEOencia del texto en pos de las palabras clave. Un enlace no puede entorpecer la lectura, debe ser claro y fluido. Si convertimos al lector en el principal beneficiario, tanto él como los motores de búsqueda lo tendrán en cuenta.

Vale, errores solucionados. Y ahora, ¿qué? Los algoritmos de los motores de búsqueda durante los últimos meses parecen enfocarse en torno a unas directrices muy claras, y hay recursos que han de explotarse al máximo:

Un diseño atractivo para todos los dispositivos.

Ya comentamos este tema en un artículo anterior (véase ¿Movilidad?: Te adaptas o pierdes), con lo que no es un aspecto a incidir especialmente, pero con la última actualización del algoritmo de Google este objetivo se ha vuelto primordial. Google penalizará a las páginas no adaptadas a todos los dispositivos, y es que se espera que este año por primera vez los dispositivos móviles muevan más tráfico web que los ordenadores de sobremesa.  La adaptabilidad es ya sinónimo de visibilidad.

Una navegación fácil e intuitiva.

Facilita al máximo la accesibilidad al usuario es otro paso a tener en cuenta. Lograr que encuentre lo que busca en el menor tiempo posible. Un diseño simple es a veces la mejor opción, que permita al usuario desenvolverse con soltura entre las diferentes secciones, poner a su disposición una barra de búsqueda etc. Todo ello unido a una alta velocidad que evite los tiempos de carga excesivos que puedan espantar al usuario.

Contenido de calidad.

En este y en otros post hemos hablado ya de la preferencia por la calidad frente a la cantidad. El contenido ha de ser original y atractivo para el usuario. La publicación de contenido duplicado es además penalizada por los buscadores, con lo que, a pesar de que no publicar de forma periódica es un error, hacerlo de mala manera lo es también (y, además, una pérdida de tiempo).

Las menciones de marca.

Hemos mencionado antes como la construcción de links puede ocasionar problemas si no se hace debidamente. Google pone especial atención a recursos como esos y puede llegar a penalizar el posicionamiento web. Sin embargo, una de las vías que prácticamente están libres de riesgo de penalización y que influyen positivamente en el posicionamiento es la mención de la marca en otros sitios web.

Del mismo modo que Google analiza los links que se dirigen a tu página y las páginas en que están ubicados, analiza las menciones a tu marca que se realizan en otros sitios web y, si las menciones están ubicadas en publicaciones y sitios óptimos, realizadas de forma natural, otorgando autoridad ante los parámetros de Google, repercutirá de forma positiva en tu ranking web.

 

Parece evidente, por tanto, que las técnicas SEO parecen enfocarse cada vez más al usuario y no tanto a los propios motores de búsqueda. ¿Por qué? Porque es lo que busca Google con su continua actualización de algoritmos: parecerse cada vez más a un humano para maximizar la experiencia de este.  Conclusión: Si satisface al cliente, satisface a Google. Nunca matar dos pájaros de un tiro fue tan fácil.

logo de SeDigital

Acerca de Javier Lafuente

Apasionado por las nuevas tecnologías y las posibilidades que ofrecen los medios digitales como canal de comunicación.

Check Also

Velocidad de Carga de Imágenes

5 pasos para optimizar las imágenes de tu versión web móvil

“Una imagen vale más que mil palabras” es un refrán muy recurrido en el mundo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *