Inicio / Marketing Digital / El SEO y los Contenidos Duplicados a Estudio
Contenido Duplicado en el SEO

El SEO y los Contenidos Duplicados a Estudio

Como hemos comentado en anteriores artículos  y siendo uno de los consejos más repetidos por profesionales y agencias de SEO volvemos a insistir: Evitar generar contenido duplicado en una página web es un paso esencial para lograr un buen posicionamiento de cara a los motores de búsqueda.

La noticia está en que, pese a ser protagonista de numerosas tertulias y artículos especializados, un estudio realizado recientemente por el popular portal web SEMrush afirma que la presencia de contenido duplicado es el error más común a la hora de crear y gestionar un sitio web en lo que concierne al posicionamiento.

De las más de 100.000 páginas web que analizaron en su investigación, la mitad padecían problemas relacionados con el contenido duplicado. Títulos, etiquetas, descripciones…

Entonces, si a pesar del bombo que se le ha dado aún es el error más repetido, quizá sea porque hay aspectos que no se han clarificado del todo.

¿De dónde surge el contenido duplicado?

Sí, copiar contenido de otras webs en una propia es plagio y, por supuesto, duplicar contenido. Y sí, está mal (esto es aplicable a otros aspectos profesionales que nada tienen que ver con el marketing digital, por cierto). Sin embargo, no haría falta un artículo para explicar algo tan sencillo. Pero la mayoría de las veces la replicación de contenidos se produce de forma inconsciente o apenas visible, mediante algunas prácticas que se pueden evitar.

Lo primero que hay que tener en cuenta es que con contenido duplicado se hace referencia a bloques de contenido idénticos o  muy similares entre sí que aparecen en URLs distintas.

Esto, aunque puede realizarse con premeditación y alevosía, es en muchas ocasiones consecuencia directa de las necesidades de la propia estructura del sitio web.

Algo similar ocurre al tratar de crear páginas “amigables” en versiones de impresión, o cuando una misma página es accesible desde redirecciones con multitud de parámetros, muy típico en las tiendas online. Al crear diferentes versiones de una misma página, Google puede percibirlo como contenido duplicado.

Hay que tener cuidado también a la hora de establecer filtros o subcategorías a la hora de simplificar la búsqueda de contenido en una página web. En una tienda online, por ejemplo, filtrar productos por su color puede crear múltiples páginas con productos y descripciones idénticas que puede confundir a los buscadores.

Son, por tanto, pequeños detalles relacionados sobre todo con las distintas URLs creadas en la elaboración de la web, pero que pueden resultar determinantes en el posicionamiento online.

La penalización de Google, de forma indirecta

Ahora bien, pese a todo lo comentado, Google se empeña en afirmar que el tener contenido duplicado no es un elemento que el buscador puntúe negativamente a la hora de establecer sus rankings. Esa es su respuesta corporativa, pero no te fíes.

El problema surge a la hora de establecer qué página analizar para su posicionamiento, qué versión escoger, qué medir… Es decir, Google no mostrará en la página de resultados todas las versiones de una misma URL: tratará de dilucidar cuál es la original o la que más valor aporta. Y esto puede dar lugar a muchos resultados distintos y a pérdida de tráfico en cada una de las versiones.

Además, Google sí busca contenido que, en definitiva, aporte valor al usuario, cosa que el contenido duplicado, por definición, rara vez puede conseguir. Todo esto obviando que tratar de posicionarse utilizando contenido extraído de sitios web con mayor peso y autoridad de cara a los buscadores es de lejos una estrategia de todo menos efectiva.

Cómo poner fin a los problemas de posicionamiento

La solución radica en hacer ver a los buscadores que las páginas que contienen información duplicada están, realmente, supeditadas a otras URL que albergan el contenido original. Para ello hay dos opciones:

  • Aplicar la “redirección 301”: Al redireccionar distintas URLs con idéntico contenido a la URL original, se producen dos efectos: dejan de competir por posicionamiento entre sí y multiplican la relevancia de la URL original.
  • Asignar una URL canónica al contenido: Más sencillo que lo anterior (basta con incluir una etiqueta en el código HTML que hace referencia a la cabecera de la página) e igualmente eficaz. Al fijar una URL como canónica, se le dará prioridad por parte de los motores de búsqueda a la hora de mostrar los resultados, tomando el resto de posibilidades similares como copias o réplicas de la canónica.

En definitiva, pese a que Google se afane en sugerir que no es motivo de penalización, conviene encarecidamente minimizar todo lo posible la existencia de contenido duplicado en la web y, si lo hay, organizarlo bien de cara a los buscadores. Un pequeño esfuerzo que te evitará disgustos en tu posicionamiento SEO.

Resumen
Fecha Publicación
Artículo
Contenido duplicado, el error más común en el SEO
Clasificación para el Autor
5

Acerca de Javier Lafuente

Apasionado por las nuevas tecnologías y las posibilidades que ofrecen los medios digitales como canal de comunicación.

Check Also

Los milennials y el futuro del SEO

Los millenials, presente y futuro del SEO

Durante los últimos años se ha venido utilizando con frecuencia el término “millenial” para referirse  …

One comment

  1. An answer from an expert! Thanks for cotrnibuting.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *