Inicio / Marketing Digital / El abecé del SEO, en peligro de extinción
El abece del SEO

El abecé del SEO, en peligro de extinción

El último estudio anual publicado por SearchMetrics, el portal web especializado en SEO, revela que las estrategias básicas que antaño eran indiscutibles e infalibles para la obtención de un buen posicionamiento, pierden peso a pasos agigantados.

De hecho, la propia web se muestra poco predispuesta a publicar informes semejantes en el futuro (se trata de un documento anual en el que trataban de diseccionar los factores más determinantes para conseguir mejorar en los rankings de búsqueda mediante el análisis de más de 10.000 búsquedas online) dado que, según comentan, se ha llegado a un punto en el que los factores efectivos universales son escasos, en detrimento de un SEO cada vez más personalizado y enfocado a cada distinto sector y tipo de búsqueda.

Cuanto más técnico, más indispensable

Según el mencionado informe, solo los factores más relacionados con el aspecto técnico del diseño web mantienen su relevancia año tras año. No tanto como un elemento de diferenciación, sino como algo prácticamente imprescindible para no caerse de la pelea por los primeros puestos a las primeras de cambio.

Así, elementos como la presencia de etiquetas H1, H2 (esta segunda menos usada y que sí puede servir para marcar la diferencia) siguen siendo tan relevantes como durante los últimos años.

Otros aspectos como la encriptación HTTPS, que proporciona una mayor seguridad y confidencialidad al usuario, no están del todo extendidos y sin embargo sí son considerados factores influyentes en el posicionamiento SEO. De hecho, desde Google han anunciado que su navegador Chrome comenzará a tener en cuenta como “inseguras” aquellas páginas que no cuenten con el citado sistema de encriptación. En cambio, de momento, en el estudio de Searchmetrics tan solo el 45% de los resultados que se encontraban entre las diez primeras posiciones de los resultados contaban con ello.

Otros aspectos como el peso o el tiempo de carga de la página web siguen debiéndose tener en cuenta, especialmente en los dispositivos móviles, donde el peso de las web bien posicionadas es un tercio que el de las bien posicionadas en sobremesa y  el diseño responsive o las AMP permiten reducir en más de un segundo el tiempo de carga con respecto a la misma web en su versión de escritorio.

Hemos mencionado el diseño responsive, ¿No? Un dato breve al respecto: Los 100 dominios con mejor posicionamiento SEO en América cuentan con diseño adaptativo para los dispositivos móviles.

Un contenido enfocado más que nunca al usuario

Con las últimas novedades en lo algoritmos de Google, la aparición de RankBrain etc. El motor de búsqueda sigue yendo más allá en la experiencia del usuario. Al tratar de descifrar qué quiere este en cada momento, el contenido publicado debe focalizarse también cada vez más en qué puede serle de valor a los clientes objetivo, qué respuestas son las que buscan.

El estudio muestra que publicar contenido relevante para los usuarios sigue funcionando y ayudando a posicionarse mejor, pero es primordial ajustarse cada vez más a lo que uno ofrece y al público que uno quiere llegar, y alejarse de publicaciones que digan mucho pero no aporten nada.

La longitud también es un factor a tener en cuenta. En las versiones de sobremesa, las páginas con mejor posicionamiento SEO contaban con más de 1600 palabras, mientras que en el caso de las versiones móviles,  el  número se reduce a algo más de 1200.

En cuanto a las palabras clave, venimos comentando en el blog  que Google cada vez las tiene menos en cuenta en la elaboración de sus rankings, y el estudio lo corrobora. Tan solo 7’5 keywords tienen los principales resultados de búsqueda en los cuerpos de texto, y tan solo el 50% de las mejor posicionadas incluían alguna palabra clave en el título. No deja por ello de ser un factor a tener en cuenta, pero de nuevo insistimos: tampoco algo con lo que obsesionarse.

Los links, como el buen vino

Quizá la realidad no sea tan positiva como describe el titular, pero sin duda es uno de los factores que más mantiene su importancia a pesar del paso del tiempo.

El estudio revela que aunque el número de links internos de las primeras posiciones ha caído, sigue siendo garantía de accesibilidad para los usuarios, y los dominios que copan la primeras posiciones en la búsquedas realizada por el estudio tenían de media casi 130 enlaces internos para ayudar en la navegación.

Además, los enlaces a otras páginas relevantes también ayudan, aunque sean , más escasos, mientras que los backlinks (o enlaces en otras páginas que dirigen tráfico a nuestra web) sí que pierden relevancia, pues Google ha ampliado su espectro de factores para concluir cuando una página es realmente relevante, tiene autoridad y proporciona al usuario lo que busca. Las redes sociales juegan aquí también un rol fundamental.

El estudio, hace referencia a otros tantos factores tales como la presencia de contenido multimedia o el papel de las redes sociales cuya influencia analiza, pero es imposible resumirlo todo en un artículo.

A pesar de todo lo mencionado, que ojalá pueda servir de ayuda, es especialmente relevante y llamativa la reflexión mencionada al comienzo de la publicación y que sirve de introducción también al propio informe: los factores tradicionalmente indispensables, los que suponían el abecé de un buen posicionamiento web, se tambalean con los nuevos algoritmos de Google, dando paso a un SEO mucho más directo y personalizado.

Resumen
Fecha Publicación
Artículo
Nuevos criterios SEO sobre los tradicionales
Clasificación para el Autor
5

Acerca de Javier Lafuente

Apasionado por las nuevas tecnologías y las posibilidades que ofrecen los medios digitales como canal de comunicación.

Check Also

Los milennials y el futuro del SEO

Los millenials, presente y futuro del SEO

Durante los últimos años se ha venido utilizando con frecuencia el término “millenial” para referirse  …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *